Empleo

El potencial de creación de empleos directos por el sector minero está interconectado con las fluctuaciones en la demanda de mano de obra según las fases del ciclo minero: exploración, desarrollo, producción y cierre. La fase de desarrollo en la cual se construye la mina es una de las etapas con mayor demanda de personal, en comparación con las actividades de exploración, producción y cierre. La etapa de producción ocupa un segundo lugar en el potencial de generación de puestos laborales, en especial de perfiles profesionales calificados, posibilitando a su vez, el desarrollo de cadenas de valor locales para el suministro de productos o servicios.

Las estadísticas sobre el nivel de empleo generado por el sector de minas y canteras contabilizan el número de personas perceptoras de ingresos por actividades que brindan servicios al sector.

La Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT) recoge información del empleo por rama de actividad económica; sin embargo, no desagrega la actividad de minas y canteras, sino que los datos de ocupación de esta rama de actividad se agrupan en la rama de actividad de industrias. El Banco Central de la República Dominicana, a través de la Subdirección de Cuentas Nacionales Anuales, del Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas, suministró datos de la población ocupada en la rama de actividad económica de explotación de minas y canteras, mayores de 15 años, conforme a la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo del Banco Central.

En 2017 fue de 7,989 personas lo que representa una ligera disminución comparado con los 8,590 contabilizados en 2016. En el año 2018, la cantidad de personas ocupadas en minas y canteras fue de 7,026. Teniendo en cuenta estos resultados, la cantidad de ocupados en la industria minera se ha mantenido relativamente estable durante el período analizado. En el 2016, la población ocupada por el sector minas y canteras fue de 0.21%. Lo que sí es importante destacar es que, en promedio, más del 70% de los empleos generados por el sector corresponden al sector formal.  En el 2015, el número de trabajadores de esta rama económica alcanzó 10,954, con una participación en el total de trabajadores que se mantuvo en 0.25%.

A partir de la primera enmienda al Contrato Especial de Arrendamiento Minero (CEAM) de Pueblo Viejo en el 2009, la población empleada por el sector incrementó notablemente. Esta enmienda permitió la inversión que dio lugar a la contratación de empleados locales y extranjeros para la preparación, construcción y posterior operación de la mina Pueblo Viejo ubicada en el municipio de Cotuí en la provincia Sánchez Ramírez.

Las fluctuaciones en estadísticas sobre la población ocupada en el sector Minas y Canteras han estado vinculadas con el desarrollo minero de la mina Pueblo Viejo. En el 2010, el sector registró 9,993 trabajadores, cifra que se elevó hasta 16,947 en el 2011, para un alza equivalente al 69% con respecto al año anterior, explicada por el personal contratado para la fase de preparación para la explotación de la mina Pueblo Viejo. Sin embargo, a pesar de este notable incremento, la contribución del sector de minas y canteras en el total del número de la población económicamente activa ocupada perceptora de ingresos, se mantuvo baja. En el 2010, la misma proporcionó 0.27% del total de la población económicamente activa ocupada perceptora de ingresos (PEAOPI), y en el 2011, un 0.44%, de un total que excede los 3 millones de trabajadores.

En el 2012, el sector de minas y canteras tuvo un número de trabajadores de 14,164; es decir, un decrecimiento de un 16.42% con respecto al 2011. A partir del 2012, la proporción de trabajadores se mantuvo decreciendo, debido al cese de las operaciones de FALCONDO, y en la medida que PVDC finalizaba el acondicionamiento de la mina. La tendencia hacia el decrecimiento se acentuó en el 2013, año en que el número de trabajadores fue de 12,561, representando una baja de 11.32% con relación al 2012.

En 2013 y 2014, la proporción del número de trabajadores del sector de minas y canteras en el total de la PEAOPI se colocó en menos de 0.32% del total. El declive se mantuvo en el 2014, situándose en 8,670 el número de trabajadores del sector, equivalente a una baja de 30.98% con respecto al año previo. Este decrecimiento fijó en 0.21% la participación de los trabajadores en el sector de minas y canteras en el total del número de trabajadores de la POEAPI. Aunque el 2015 evidenció un aumento de 26.34% con relación al 2014, la contribución del sector se mantuvo en 0.25% con relación a la PEAOPI de ese año.

Revise otras estadísticas sobre empleo en la página del Banco Central de la República Dominicana