Participación Accionaria del Estado dominicano

El Estado dominicano posee, a través de CORDE, 285,982 acciones de la sociedad comercial Falconbridge Dominicana, S. A., representando el 9,98% de la misma. Esta empresa se dedica a la extracción de ferroníquel en la provincia Monseñor Nouel en virtud de la concesión de explotación Quisqueya 1, otorgada en los años 50.

La Falconbridge Dominicana, a lo largo de los años, ha tenido distintos dueños responsables de sus operaciones. En el 2015, la empresa Americano Nickel adquirió el 100% de las acciones privadas correspondientes a la empresa Glencore Canadá Corporation, convirtiéndose en el accionista mayoritario de la compañía. Esta transacción no tuvo ninguna incidencia en la participación estatal ni de otros accionistas en la empresa.

La siguiente gráfica refleja la distribución de la propiedad accionaria de la Falconbridge Dominicana C. por A.

El origen de la participación accionaria del Estado tuvo su origen dado que la sociedad comercial Falconbrigde Dominicana necesitaba adquirir propiedades a fin de construir almacenes para los materiales de importación y productos de exportación, tanques de almacenamiento de combustibles y un oleoducto desde el Puerto de Haina hasta la Planta de Ferroníquel.  La mayoría de esos terrenos eran propiedad del Estado dominicano, por lo que en virtud del acuerdo de fecha 16 de diciembre de 1971, suscrito entre Falcondo, el Estado dominicano, CORDE y Falconbrigde Nikel Limited, se creó un crédito a favor del Estado por un monto de RD$476,640.00 pesos dominicanos. El gobierno le cede a CORDE ese monto, a modo de que pueda ejecutar una opción a compra ofrecida por Falconbridge Nickel Mines Limited para adquirir 47,664 acciones a RD$10.00 pesos dominicanos.

Términos vinculados a la participación accionaria

La relación entre CORDE y la Falconbridge Dominicana, S.A. se sustenta en el derecho civil y comercial, en los estatutos corporativos y usos comerciales aplicables a la tenencia de acciones. CORDE, como accionista en Falconbridge, recibe el pago de dividendos cada vez que la Junta Directiva de la empresa determine el pago de estos.

CORDE, al igual que todos los accionistas, tiene participación en la Junta Directiva de Falconbridge, según las disposiciones del derecho comercial. Las actas emitidas por la Junta Directiva pueden ser accedidas en la Cámara de Comercio y Producción por terceros.

No se conoce acción alguna en la que el Estado haya incurrido en responsabilidad(es) financiera(s) para cubrir costos relacionados con alguna fase del ciclo de la operación o proyecto minero. El Estado tampoco ha emitido algún préstamo o garantía a esta empresa.

De las acciones estatales

La Ley No. 507-05 del 22 de noviembre de 2005 ordena a CORDE transferir las acciones que posee el Estado dominicano en la Falconbridge Dominicana, S.A., a los municipios que integran las provincias Monseñor Nouel, La Vega y Sánchez Ramírez.

La Cámara de Cuentas, entidad de auditoría pública, realizó en el 2015 una investigación especial a CORDE por los beneficios recibidos de Falconbridge Dominicana, S.A. en el periodo 2004-2014. Esa auditoría, entre otras cosas, identificó que el traspaso de la titularidad de las acciones entre organismos del Estado aún no se había ejecutado. Para mayor información sobre los hechos, hallazgos o recomendaciones, acceda al Informe de la Cámara de Cuentas en relación a la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (CORDE) por los beneficios recibidos de Falcondo Xtrata Nickel o Falconbridge Dominicana,  S.A.

La Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo, encargada de la Comisión para la disolución de CORDE, le comunicó al EITI-RD en 2018 que “las acciones de la empresa Falconbridge Dominicana, S.A., propiedad de CORDE, aún no han sido transferidas a favor de los municipios que integran las provincias Monseñor Nouel, La Vega y Sánchez Ramírez, de acuerdo a las disposiciones de la Ley”. Así mismo comunicó que en los años 2015, 2016 y 2017, CORDE no recibió ningún ingreso de la empresa Falconbridge Dominicana, S.A.

Ver auditoria de la Cámara de Cuentas de la República Dominciana a CORDE